Skip to main content

¿Cómo tratar los cuellos de los dientes expuestos?

Las encías sanas deben ser de color rosa y rodear cada diente de manera que sus cuellos queden completamente cubiertos. Sólo la corona del diente debe ser visible a simple vista. Sin embargo, a veces ocurre que las encías empiezan a retroceder. Su posición antinatural debe provocar una visita al periodoncista, ya que los cuellos de los dientes expuestos pueden provocar una periodontitis, que puede provocar la pérdida de los dientes. Este texto le proporcionará la información más importante sobre el tratamiento y la prevención de los cuellos de dientes expuestos.

¿Cómo se reconocen los cuellos de dientes expuestos?

Empecemos por intentar responder a la pregunta de cómo saber si definitivamente tenemos un problema de cuellos de dientes expuestos. Los tres síntomas principales de esta condición son:

  • Una línea de encías anormalmente baja – el síntoma más obvio. Si tus encías están tan bajas que puedes ver fácilmente los cuellos de los dientes (son de un color más oscuro que el resto del diente), entonces es muy probable que tengas cuellos de dientes expuestos;
  • Hipersensibilidad dental: el dolor dental intenso y punzante que aparece periódicamente es otro síntoma de cuello dental expuesto. Los síntomas suelen aparecer cuando se comen alimentos muy fríos, calientes, agrios o dulces. A veces también se producen al tocar los dientes y al respirar aire frío;
  • Sangrado: el sangrado durante el cepillado no es necesariamente un síntoma de irritación o cortes. Si tienes los cuellos de los dientes expuestos, ni siquiera los cepillos de dientes con cerdas extra suaves y finas te ayudarán a solucionarlo.

¿De dónde viene el problema?

La mayoría de los problemas bucales están relacionados con un cepillado incorrecto e inconsistente. El problema de los cuellos de los dientes expuestos no es diferente. Nuestros pecados más comunes incluyen cepillarse los dientes con muy poca frecuencia, no utilizar correctamente un cepillo manual y descuidar las zonas de difícil acceso (no utilizar hilo dental o irrigadores). Otra causa común del cuello de los dientes expuestos es la edad. A medida que el cuerpo envejece, la línea de nuestros dientes se desliza hacia abajo. La clave para frenar esto es un cuidado bucal adecuado, una dieta apropiada (limitando los alimentos ricos en azúcares simples) y revisiones dentales periódicas.

Además, factores como los siguientes suelen estar en el origen de los cuellos de los dientes expuestos:

  • La maloclusión: cuando nuestros dientes están mal colocados en la arcada, su presión sobre las encías es desigual. Esta situación favorece la exposición de los cuellos de los dientes;
  • bruxismo – su causa puede ser, por ejemplo, el estrés permanente. El rechinamiento patológico de los dientes no sólo provoca dolores de cabeza y daños en el esmalte, sino que también puede causar la exposición de las zonas cervicales;
  • fumar – el humo del tabaco contiene sustancias que promueven la acumulación de placa y bacterias dañinas, lo que puede conducir a la línea de las encías en el futuro;
  • hábitos alimenticios inadecuados – nos referimos a la falta de productos ricos en fósforo y calcio, así como de vitaminas C y D en la dieta. Debido a ellos, nuestros dientes y encías no pueden regenerarse adecuadamente, lo que a menudo conduce a sus enfermedades;
  • enfermedades sistémicas – especialmente la diabetes aumenta el riesgo de cuellos de dientes expuestos.

 

Tratamiento de los cuellos de dientes expuestos en la consulta del dentista

Es muy importante combatir los cuellos de dientes expuestos lo antes posible. Retrasar el tratamiento agravará la condición, lo que puede resultar en el desarrollo de la periodontitis, la atrofia de las encías y la pérdida de dientes. Por lo tanto, si nota síntomas de recesión de las encías, debe ponerse en contacto con un especialista lo antes posible.

En la consulta del dentista, el médico tomará medidas para ayudarle a combatir la afección. A veces, esto requiere un tratamiento interdisciplinario, ortodóntico-periodontal. En los casos más avanzados, se realiza una reconstrucción quirúrgica del tejido perdido. Para realizarla, el médico trasplanta tejido de nuestro paladar.

Medidas preventivas en casa

Además del tratamiento en la consulta del dentista, para tratar los cuellos de los dientes expuestos también es necesario tomar las medidas preventivas adecuadas en casa. La más importante de ellas es cuidar más el cuidado bucal diario. Invertir en uno de los cepillos dentales sónicos Smilesonic puede ayudar. Estos dispositivos mueven el agua en la boca, creando burbujas microscópicas que son muy eficaces para eliminar la placa, no sólo del esmalte, sino también de los lugares de difícil acceso. Además, los cepillos dentales sónicos Smilesonic pueden equiparse con puntas especiales SensiTouch, que en combinación con el modo Sensitive (limpieza suave) garantizan una limpieza bucal sutil, segura y completamente no invasiva.

Además de un cepillo dental sónico, un accesorio útil en la lucha contra los cuellos de dientes descubiertos es un irrigador dental, un dispositivo que elimina perfectamente la placa de los lugares de difícil acceso. También es buena idea hacerse con una pasta de dientes especial que combata la hipersensibilidad de dientes y encías.

Grzegorz Kostka

Smilesonic technology specialist

Leave a Reply