Skip to main content

Sarro – Eliminación del sarro

El sarro es una placa mineralizada. Es muy fácil de reconocer: se manifiesta como depósitos amarillos que decoloran antiestéticamente el esmalte. Desgraciadamente, el sarro no sólo perturba la estética de nuestra sonrisa, sino que, si no se elimina, puede dar lugar a muchas enfermedades peligrosas, como la caries, la periodontitis y las enfermedades periodontales. ¿Existen remedios caseros para eliminar el sarro o en el caso de detectarlo sólo podemos acudir a un especialista? Después de leer el texto de hoy, ¡el problema del sarro no tendrá secretos para ti!

¿Qué es el sarro? ¿Cómo se forma?

Antes de definir el sarro, conviene escribir qué es la placa dental. Esto se debe a que conduce directamente a la formación del sarro. La placa dental se compone de sustancias contenidas en la saliva (especialmente glicoproteínas) y bacterias, que suministramos a la cavidad bucal con los alimentos. A partir de todos estos elementos se empieza a formar en nuestros dientes una placa blanda y antiestética que llamamos sarro.

Como ya hemos dicho, la placa dental es blanda, por lo que es fácil de eliminar con el cepillado tradicional y el hilo dental. Sin embargo, si no se elimina durante un periodo de tiempo prolongado (basta con varias decenas de horas), se mineraliza, es decir, se endurece hasta convertirse en sarro. Esta acumulación es mucho más difícil de eliminar y, por desgracia, el cepillado tradicional no puede hacer frente a ella.

¿Cuál es el riesgo de no eliminar el sarro?

El ritmo de desarrollo del sarro varía de una persona a otra. Algunas personas tienen una tendencia excepcional a desarrollar sarro, mientras que en otras aparece con menos frecuencia. Sin embargo, es prácticamente imposible evitar la formación de sarro, al igual que la placa dental. Aunque es posible reducir el número de bacterias que permanecen en la cavidad bucal mediante el cuidado bucal diario, es probable que el sarro se forme tarde o temprano de todos modos, por lo que es necesario aplicar medidas que nos permitan hacer frente a él.

Sobre todo, porque el sarro no sólo tiene un impacto negativo en el aspecto de nuestros dientes. Sus consecuencias más comunes para la salud son:

  • caries,
  • la periodontitis,
  • inflamación de las encías,
  • hipersensibilidad dental,
  • mal aliento.

Raspado: la forma más eficaz de eliminar el sarro

Si está luchando contra el sarro, la mejor opción para deshacerse de él es visitar una consulta dental profesional y someterse a un procedimiento de raspado. Un especialista, utilizando un raspador especial, eliminará el sarro depositado en los dientes y así devolverá una sonrisa bonita y natural.

Actualmente existen varios tipos de raspado, como el mecánico, el ultrasónico, el láser y el químico. El médico decide cuál es el mejor en nuestro caso, basándose en un análisis de la cavidad bucal del paciente y del tipo de sarro con el que estamos luchando. No obstante, conviene recordar que la eliminación del sarro en la consulta del dentista no suele reducirse sólo al raspado: además del raspado, el especialista suele realizar también un arenado, es decir, la eliminación de la decoloración de la superficie del esmalte. A menudo, además de las dos operaciones mencionadas, el dentista también propone al usuario la fluoración, destinada a proteger el esmalte contra la formación de sarro en el futuro.

Remedios caseros para el sarro

En principio, el sarro ya formado sólo puede tratarse en una consulta dental profesional, pero el problema puede prevenirse eficazmente en casa. La base para ello es, por supuesto, una higiene bucal adecuada: cepillarse los dientes al menos dos veces al día, usar el hilo dental en los espacios interdentales y utilizar colutorios especiales que ayuden a limpiar la superficie de los dientes.

Algunos productos naturales también tienen un excelente efecto preventivo contra la formación de sarro. Gracias a su uso, el sarro aparecerá en los dientes con mucha menos frecuencia:

  • vinagre de sidra de manzana – este específico natural tiene fuertes propiedades anticaries, protege perfectamente la superficie de sus dientes contra la acumulación de sarro. Sólo una vez a la semana pon unas gotas de vinagre de sidra de manzana en las cerdas de tu cepillo de dientes y frótalo en tus dientes. Notarás los efectos más rápido de lo que crees;
  • Carbón activado: el carbón activado también protege muy bien el esmalte contra la caries. Está disponible en farmacias y droguerías en pastas de dientes y polvos especiales, pero también puedes preparar un preparado a base de él en casa. Mezcla una cápsula de carbón activado con una pequeña cantidad de agua y ¡ya está! Puedes utilizar esta mezcla para cepillarte los dientes 2-3 veces a la semana;
  • salvia – esta planta tiene propiedades antibacterianas y calmantes. La infusión de salvia debe enfriarse a temperatura ambiente y luego mantenerse en la boca durante 3-5 minutos. Lo mejor es hacer esto una vez al día durante los siguientes 7 días;
  • levadura – es un hongo que crea una barrera protectora en la boca contra las bacterias. Gracias a esto pueden prevenir eficazmente la formación de sarro. Puedes hacer una pasta especial a base de levadura. Para ello, mezcla media cucharadita de sal de mesa y una cucharadita de levadura. Mézclalo todo hasta obtener la consistencia de una pasta. Deberás cepillarte los dientes con el preparado de levadura dos veces al día durante al menos una semana;
  • bicarbonato de sodio – todo el mundo sabe que blanquea perfectamente los dientes, pero resulta que también tiene propiedades que protegen los dientes contra el sarro. Media cucharadita de bicarbonato de sodio se mezcla con una cucharadita de aceite de coco, y luego la preparación preparada se limpia los dientes durante un máximo de una semana. Es importante no utilizar una mezcla similar durante un periodo de tiempo más largo, porque a la larga la sosa puede tener un impacto negativo en el esmalte.

Invierta en un cepillo de dientes sónico

Un cepillo de dientes sónico también puede resultar útil en la lucha contra el sarro. Este tipo de dispositivo es estupendo para tratar la acumulación de placa en el esmalte, reduciendo significativamente el problema de la acumulación de placa. Además, puede ser utilizado por todo el mundo, ya que la tecnología utilizada por los cepillos dentales sónicos es segura para las personas con hipersensibilidad, enfermedades de las encías, aparatos de ortodoncia e implantes.

Los cepillos dentales sónicos recomendados que pueden ayudarte a combatir el sarro son Smilesonic GO, Smilesonic EX y Smilesonic UP, así como el cepillo dental Smilesonic KIDS para niños.

Grzegorz Kostka

Smilesonic technology specialist

Leave a Reply